Opinión

Nintendo y el culto a la Edición Limitada

Como era de esperar Nintendo anunció que la versión Classic Mini de la mítica Super Nintendo es una realidad. La versión superreducida del Cerebro de la Bestia se lanzará finalmente en septiembre de este año e incorporará 20 de los mejores juegos de su catálogo, además de una sorpresa en forma de Starfox 2, juego que jamás llegó a ver la luz en su tiempo.

Y con el anuncio, además del hype se me vienen encima sentimientos encontrados, fruto de las malas experiencias que los usuarios de productos Nintendo hemos venido sufriendo en los sucesivos lanzamientos. No pondré el foco únicamente en el caso del desabastecimiento de Nintendo Switch, más bien quisiera hacer notar que la falta de stock en las consolas de lanzamiento suele ser un estándar, un común denominador cuando una consola o producto de la marca japonesa sale al mercado. Y después de tantos años (aún recuerdo el furor provocado por el lanzamiento de la primera Wii…), es algo que no parece que a Nintendo le preocupe lo más mínimo. Más bien todo lo contrario.

¿Es lícito que Nintendo juegue con stocks reducidos de sus productos, con el fin de hacer de ellos objetos de deseo y de coleccionismo ya desde el minuto 0? Obviamente lo es, pero lanzar versiones limitadas de algo que claramente está destinado a ser un éxito de masas se ha demostrado una táctica que, si bien ha servido a Nintendo para posicionarse como una marca de culto, ha provocado la frustración de muchísimos usuarios que se han visto derrotados por el fenómeno del “jollerismo” (o lo que es lo mismo, la simple especulación). Y es bien cierto que no sería justo culpar únicamente a la N del comportamiento poco ético de unos cuantos, pero tampoco se han visto señales claras de que se quiera resolver este problema.

En el caso que nos ocupa, sin embargo, he visto un par de detalles que me hacen pensar en que Nintendo ha escuchado a sus usuarios. Uno de ellos es la solución de la problemática más vistosa que sufría la Nes Classic Mini una vez sacada de su caja: el insuficiente tamaño de sus cables, que obligaba a hacerse con extensores de segundas marcas. Así pues, la nueva Super Nes incoporará cables para sus pads 50 centímetros más largos. Respecto al otro punto, el del stock, se asegura que el volumen de unidades producidas será superior al de la Nes Classic Mini. Nos lo tendremos que creer, a pesar de que esto no garantiza que sean unidades suficientes para evitar abusos como los acontecidos con la anterior consola clásica.

Debo decir que Nintendo ha tenido gran sensibilidad respecto a los usuarios al incluir Starfox 2 y juegos como Earthbound o Final Fantasy III, obras que no pudismos disfrutar en territorio pal sin recurrir a la importación o a la emulación, y quiero pensar que hará lo posible para garantizar que sus todos sus fans disfruten de su consola clásica a finales de este 2017. Sin embargo, el anuncio de que únicamente se producirán unidades hasta el fin del año fiscal me hace temer nuevamente que Nintendo quiera seguir fomentando una imagen de exclusividad y singularidad, más que el de una marca que mima, escucha y cuida a todos sus usuarios. Siendo uno de ellos, espero equivocarme. Por lo pronto, los foros y redes sociales ya arden ante la espera a que abran las reservas y en UK éstas se han agotado en pocas horas. No es un buen augurio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s